Vivienda unifamiliar (Casco vello de Baiona)

planos proyecto

memoria

La existencia previa de tres edificaciones de planta baja con sus huertos correspondientes y similares características constructivas de la época.

Sustituir tres edificaciones existentes por una única. Se crea un nuevo frente de fachada en la línea de las otras edificaciones colindantes de la calle. Se disponen una serie de rasgaduras en vertical, a diferentes alturas, en el intento de fragmentar la fachada resultante, para recuperar la imagen de la situación preexistente en la memoria. Escalonar la volumetría, y retranquear parte de la planta superior, para lograr una mayor adaptación a las medianeras existentes.

Se plantea la fragmentación de la volumetría resultante, de forma que se haga referencia al parcelario menudo que existía en origen, como tejido tipológico de un Casco Histórico.

Se desea que la idea del parcelario permanezca y se intenta traducir este hecho tanto en la fachada a la calle, como en el resultado volumétrico final.

La búsqueda de una fachada hacia la calle lo más neutra posible, que dialogue con el entorno y que pretende dotar a la vivienda de la mayor privacidad posible. Hacia la parte posterior, ahora jardín, la premisa de abrir la vivienda creando su propio entorno y paisaje interior. Potenciar la situación privilegiada que supone disponer dentro del casco histórico, de un espacio abierto propio: la huerta.

La existencia previa de tres edificaciones de planta baja con sus huertos correspondientes y similares características constructivas de la época.

Sustituir tres edificaciones existentes por una única. Se crea un nuevo frente de fachada en la línea de las otras edificaciones colindantes de la calle. Se disponen una serie de rasgaduras en vertical, a diferentes alturas, en el intento de fragmentar la fachada resultante, para recuperar la imagen de la situación preexistente en la memoria. Escalonar la volumetría, y retranquear parte de la planta superior, para lograr una mayor adaptación a las medianeras existentes.

Se plantea la fragmentación de la volumetría resultante, de forma que se haga referencia al parcelario menudo que existía en origen, como tejido tipológico de un Casco Histórico.

Se desea que la idea del parcelario permanezca y se intenta traducir este hecho tanto en la fachada a la calle, como en el resultado volumétrico final.

La búsqueda de una fachada hacia la calle lo más neutra posible, que dialogue con el entorno y que pretende dotar a la vivienda de la mayor privacidad posible. Hacia la parte posterior, ahora jardín, la premisa de abrir la vivienda creando su propio entorno y paisaje interior. Potenciar la situación privilegiada que supone disponer dentro del casco histórico, de un espacio abierto propio: la huerta.



Los comentarios están cerrados.